Artículo publicado en la Revista Fertilizar N° 16 año 2010

Autores: Maria del Pilar Muschietti Piana; Pablo Ariel Cipriotti, Helena Rimski-Korsakov, Mauricio Niborski y Susana Urricariet | FAUBA, muschiet@agro.uba.ar

Introducción: La tecnología de fertilización variable es una propuesta alternativa para aumentar la eficiencia en el uso de los nutrientes. Numerosas evidencias muestran una relación inversa entre las dosis de fertilización y la eficiencia de uso del nitrógeno (N) por el maíz. Las mayores eficiencias se observan con dosis bajas de N, y a mayor disponibilidad de este nutriente, el incremento en el rendimiento es menor, y por ende, la eficiencia de uso del N tiende a decrecer. La variabilidad en los rendimientos dentro del lote puede atribuirse a diversos factores tales como la heterogeneidad de suelos, posición en el paisaje, disponibilidad hídrica y de nutrientes, y variabilidad microclimática. La asociación entre la variabilidad a nivel lote de atributos topográficos y de suelo con los mapas de rendimiento resultan de gran utilidad en la tecnología de fertilización variable. La tecnología de fertilización variable permite la aplicación de fertilizantes adecuada a los requerimientos del cultivo, según áreas homogéneas de manejo identificadas en un mismo lote. Estas áreas homogéneas son comúnmente denominadas “zonas de manejo”, y son definidas como sub-regiones dentro de un mismo lote. Las zonas de manejo presentan distinto potencial de rendimiento, y por lo tanto, difieren en el requerimiento de nitrógeno para alcanzar el óptimo agronómico. Así, una aplicación con una dosis uniforme de N para todo el lote supondrá una sobre-oferta de N que el cultivo no transforma en rendimiento debido a limitantes no nutricionales que reducen el potencial productivo. En cambio, en las zonas de mayor productividad, por deficiencia del nutriente, se reduce la probabilidad de alcanzar el potencial de producción del sitio. En base a esta heterogeneidad, se propone la tecnología de aplicación de dosis variable de N, como una alternativa para aumentar la eficiencia de uso del N, maximizar el beneficio económico del uso de fertilizantes nitrogenados, y a la vez, reducir el riesgo de contaminación de los acuíferos con nitratos. La adecuada interpretación de mapas de rendimientos de varias campañas posibilita definir el criterio de fertilización variable en función de los rendimientos esperados por zonas de manejo, aumentando la dosis en zonas de mayor productividad y reduciéndola en las de baja productividad. De tal modo, se podría incrementar la eficiencia de uso del nitrógeno a escala de lote. La disponibilidad de agua del suelo es crítica para una producción eficiente de maíz. Aumentando la eficiencia de uso de agua y de N en forma conjunta se puede mejorar la productividad del cultivo en suelos con alta variabilidad a escala de lote de la Pampa Arenosa. El objetivo del trabajo fue evaluar la eficiencia de uso del agua y nitrógeno del maíz y el N residual, según zonas de manejo con tecnología de fertilización de dosis variable y uniforme de nitrógeno.

Descargar nota